sábado, 1 de mayo de 2021

LA IMPORTANCIA DE UNA BUENA ILUMINACIÓN

Cuando vayamos a reformar o actualizar nuestros lugares de trabajo o nuestras viviendas tenemos muchos factores a tener en cuenta: El tipo de suelo que vamos a poner, el color de las paredes, el mobiliario, etc. Sin embargo algo que es sumamente imprescindible, y que a veces no se le da el valor que se merece, es la iluminación de los espacios, ya que la reforma puede a llegar a ser impresionante o un desastre, por eso, en el artículo de este mes vamos a hablar de este importante detalle.

Sobre la iluminación tenemos que tener en cuenta en cada espacio; cuánta luz necesitaremos y qué vamos a realizar en este espacio. Por eso tenemos que dejar bien claro des del principio los puntos de luz generales y puntuales y qué tipo de luz vamos a colocar.

¿Qué queremos decir con puntos generales o puntuales? Los puntos de luz generales es la iluminación natural y artificial del ambiente que alberga todo el espacio. Los puntos de luz puntuales son aquellos que iluminan una pequeña zona y se encienden de forma independiente a la luz general (ej. una lámpara).


La iluminación de un ambiente de trabajo ya sea en una oficina, despacho, el comedor, la cocina, el baño, el lavadero o el cuarto de la plancha, tiene que ser directa (sin dejar espacios sin iluminar) y fría (luz clara). Y te preguntarás ¿Por qué? Pues es muy simple. No puedes desempeñar de forma correcta tus tareas si no ves claramente lo que estás haciendo y eso lo consigues teniendo una iluminación directa y blanca. Se recomienda que en los puntos de luz generales y puntuales se apliquen luces LED o en su defecto bombillas de bajo consumo, porqué además de producir una luz limpia son más económicas y ecológicas.


¡Vamos directos al dormitorio! ¿Qué tipo de luz vamos a poner? Pues en los espacios de descanso como pueden ser el dormitorio o la sala de estar tenemos que tener un tipo de luz más cálida, siempre que se pueda con luces LED o de bajo consumo, e indirecta, y eso se aplica tanto en los puntos de luz generales como puntuales. Este tipo de iluminación te ayudará a relajarte ya que no es tan visualmente estimulante como una luz fría. ¡Importante! Si tienes la ocasión de poner un regulador para la iluminación general del dormitorio o de la sala de estar ¡ponlo! Así tendrás la intensidad lumínica que deseas en cada momento.


Categorias